Rompiendo una lanza por un viejo compañero. P2P


Recientemente he vuelto ha ver una noticia en el que se comentaba la persecución de los usuarios de P2P. El P2P ese invento del averno que usan los piratas y genocidas de la cultura a los que habría que colgar, desmembrar, quemar y sacar el corazón con una cucharilla. Me ha vuelto a sorprender, ya que no le encuentro mucho sentido a la demonización del “P2P”

¿Que es el P2P?
Básicamente es una configuración de redes de ordenadores que permite a estos comunicarse directamente entre si en vez de tener que hacerlo a través de un servidor. Sería como si en vez de usar correos para enviar cartas y paquetes lo que uso son mensajeros.

¿Por qué es tan bueno?
Aprovecha mucho el ancho de banda de la red, elimina cuellos de botella en la comunicación y a medida que las redes crecen se hacen mas robustas y potentes.

¿Por qué es tan malo?
Uno se sus usos principales es el compartir archivos. Y como todos sabemos se usa ampliamente para la descarga de archivos protegidos por derechos de autor amparándose en el derecho a la copia privada y sin ánimo de lucro. Hay mucho escrito, muy bueno o muy tendencioso, sobre el tema.

Desde un punto de vista mas práctico las aplicaciones que usan P2P están muy mal vistas en redes internas (Redes corporativas, Redes en una Campus Party, …) porque consumen mucho ancho de banda colapsando la red.

¿Que usa P2P?
Pues otro de los inventos del maligno Emule, pero también, ojo al dato, Skype.

¿Por qué tiene tanta difusión?
Hoy por hoy no le veo tanto sentido, con las infraestructuras que tenemos no es necesario esta tecnología para compartir archivos. Creo que es mas bien un invitado que vino a quedarse, por lo menos en cuanto a la descarga de películas y música se refiere.

Si nos remontamos a principios de siglo, jeje, nos encontraremos una situación en la que la ASDL mas cañera era de 1 Mb y en la que los microcortes de red no eran una leyenda urbana. En aquella época descargarse una distribución de linux era una epopeya y casi era mejor esperar que viniera el CD en la próxima revista. En aquel entonces te armabas de paciencia, mucha paciencia, y programas de descarga y fraccionamiento de archivos para intentar vencer a la red en un intento de descarga de unos 600 Mb. Este era un terreno abonado para la proliferación de programas que ayudasen a la descarga de archivos grandes, aunque tardasen días, y que usasen los recursos de los que se disponía al máximo. Así llegaron Napster, Kazaa, Emule, … eran fáciles y cómodos y se quedaron.

¿Por qué me parece un absurdo la persecución del P2P?
Básicamente porque es como matar al mensajero. Hoy en día hay métodos mas rápidos para descargar películas  música, … y si la gente sigue usando programas P2P en muchos casos es por hábitos adquiridos, cosa que se demuestra con las leyes emitidas en Francia y sus resultados.

Hubo un tiempo, principios de siglo, en que quizá hubiese funcionado eliminarlo. En el símil de los mensajeros estaríamos en los tiempos del Pony Express y a base de cargarte al jinete lo mismo conseguías que los paquetes no llegaran. Pero hoy en día es ridículo pretender evitar la entrega de las cartas cargandote al jinete, todavía quedan carteros, ciclistas, motoristas, camioneros, conductores de furgonetas, … que reparten paquetes.

Además me parece de genero tonto intentar atacar el “problema” de las descargas atacando un mecanismo de transmisión y no las causas. Estas soluciones siempre resultan parciales, discriminatorias e ineficaces.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *