Marea Estelar. La Elevación de los Pupilos 2. David Brin


Seguimos con la Ciencia Ficción de la buena. Esta vez me estoy quitando la espinita de la Trilogía de la Elevación de los Pupilos de David Brin, y en concreto me he leído el segundo volumen: "Marea Estelar"
 
David Brin rara vez me deja indiferente, y es una pena lo difícil que es encontrar sus libros, máxime cuando tiene varias trilogías que hay que leer a lo largo de los años porque no hay forma de encontrar la parte n.
 
En este caso nos encontramos en el universo que definió con el "Navegante Solar". En el que la raza humana sale a las estrellas para encontrarse con que las galaxias están completamente colonizadas por razas antiguas. Estas razas fueron "elevadas" a la consciencia mediante ingeniería genética por otras razas anteriores que les legaron una biblioteca donde reside todo el conocimiento, la única dificultad es encontrar lo que necesitas. Las razas ancianas a su vez elevan a otras razas sometiéndolas por contrato a miles de años de servidumbre, de las que las razas pupilas se librarán cumpliendo su contrato o revelándose y aniquilando a los tutores. La raza humana se encontrará como un bebe que intenta mantener su estatus de independiente frente al resto que la ven como una amenaza al status quo y una oportunidad de tener unos esclavos tan singulares.
 
En este contexto se sitúa la historia de Marea Estelar. Los humanos han elevado a los delfines, sin someterlos a un contrato tan abusivo, y envían una misión tripulada al espacio, compuesta mayoritariamente y dirigida por delfines, para examinar su capacidad. Los pobres descubren fortuitamente un cementerio de los Ancianos y se ven inmersos en una persecución que tiene como fin hacerse con lo que hayan descubierto.
 
La historia comienza con la nave llegando a un planeta acuático y comenzando las reparaciones, contra reloj, para poder escapar. En tanto llegan las distintas flotas alienígenas al planeta y se enzarzan en una guerra artera y despiadada. 
 
La novela está magníficamente escrita, aunque me ha resultado mas pesada que otras del mismo autor. El universo que describe es complejo y a veces costaba seguir tanta raza con tanta costumbre diferente. Aun así la historia se va complicando cada vez mas, y aunque el final sea previsible, muchos elementos del desenlace sorprenden. Si la dinámica grotesca de Tutores – Pupilos y guerras intestinas no se asimilase a la de los que rigen nuestros destinos creo que me hubiera divertido mas.
 
Recomendable 100%
 
 
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *