Los guardianes del Tiempo. Poul Anderson


He rescatado de la estantería Los Guardianes del Tiempo, de Poul Anderson. Es una colección de relatos de viajes en el tiempo de los 60, todo un clásico, con mas aíres de space opera que de ficción científica.

Es una colección de cuatro relatos que narran las aventuras de un agente de los Guardianes del tiempo, estos tienen como misión enmendar las intervenciones de los viajeros del tiempo en la línea temporal que llevará a la aparición de los Danelianos. Poul Anderson no se complica mucho la vida con las complicaciones del viaje en el tiempo, directamente se puede hacer casi lo que sea y el tiempo se encarga de ajustar lo que se haya podido cambiar. Así que básicamente es la ética de los agentes, determinada por el proceso de selección y el condicionamiento que reciben, lo que impide que las líneas temporales hagan cabriolas.

El protagonista se convierte en un agente libre porque tiene un criterio un poco laxo a la hora de hacer su trabajo, ademas a medida que pasan los relatos van exagerándose un poco mas. Así:

  • En el primero se encuentra a primeros del S XX material radioactivo en una tumba sajona, creo que era sajona, y tienen que convencer a “un detective” de que es material venenoso, no se conocía la radioactividad, después viajar al pasado para acabar con el “viajero malo” y mas tarde …
  • Después tendrá que rescatar a un compañero al que nunca se rescató de los tiempos de Ciro el Grande.
  • En el siguiente relato tiene como misión desmontar la colonización de América por parte  de los Mongoles.
  • Y por último se encuentra en otra línea temporal debido a un cambio en el pasado, en un momento clave de los que la historia no corrige cuando lo altera un viajero temporal.
Como cualquier novela, conocida, de ciencia ficción de los 60 merece la pena leerse, sin muchas complicaciones y con entretenimiento asegurado. Pero como novela de viajes en el tiempo no es de las mejores, quedémonos en relatos de aventuras.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *