Llanos de la Larri en el valle de Pineta


La larriUno de los paseos que todo el mundo recomienda cuando se llega al valle de Pineta son los llanos de la Larri, probablemente por ser un camino muy asequible y tener unos paisajes realmente bonitos. Es muy sencillo y se puede hacer con niños, de hecho si se sube por la pista estaremos permanentemente acompañados por un gran número de familias.

Por lo que pude ver hay varias opciones para subir a los llanos, nosotros transformamos la ruta en un sendero circular subiendo por la pista y volviendo por el recorrido de la GR11 quedando algo un poco mas bonito y entretenido.

El recorrido son unos 3 Km en los que se salva un desnivel de unos 300 metros. Se debería hacer en hora y media de subida y otro tanto de bajada. Aunque la hora de salida, el sol y el calor nos hizo retrasarnos bastante. Tanto es así que recuerdo con mas cariño las paradas en las cascadas y fuentes para comer que el trayecto de la pista.

Los datos de la ruta son:

  • Zona: Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido
  • Población: Bielsa
  • Tipo de recorrido: Circular
  • Recorrido: 6,5 km
  • Desnivel: 300 m (acumulado 380 m).
  • Tiempo: 5 1/2  horas con niños altamente desmotivados (se podría hacer en 3h)
  • Dificultad: Baja
  • Señalización: Señalizada
  • Traza del GPS

 

 

La clasificación MIDE es:

Medio-1 Medio:  2   Hay más de un factor de riesgo
Itinerario-1 Itinerario:  1 Caminos y cruces bien definidos
Desplazamiento-1 Desplazamiento:  2  Caminos con diversos firmes
Esfuerzo-1 Esfuerzo:  3  De 3 a 6 horas de marcha

 

El camino parte del aparcamiento, de pago en verano, que hay poco antes del Parador de Pineta a unos 14 Km de Bielsa. La señalización nos guía hacia una pista que asciende los 300 metros del recorrido a lo largo de 3 Km muy suavemente. Al principio atravesaremos un pequeño hayedo que desaparecerá rápidamente. El camino en su ascenso pasará por encima de varias cascadas y fuentes que harán las maravillas de los fotógrafos y los adictos a meter la cabeza en las fuentes. Poco después de superar la última casada cruzaremos una puerta metálica para ganado y nos cruzaremos con el trazado de la GR11 pudiendo optar por hacer unas grandes zetas siguiendo la pista o cortar por lo sano si estamos hartos de autovía. La subida a los llanos por la pista tiene la gran ventaja de ser muy suave, haber agua casi todo el tiempo y disfrutar de grandes vistas al ser completamente despejado, por contra el problema es que da un sol de justicia y resulta pesado, mejor intentarlo temprano.

 

  

 

 

 

Los llanos de alta montaña siempre son impresionantes, disfrutaremos de unas grandes vistas  (sobre el circo y la verticalidad del Monte Perdido, Glaciar, Esparrets y Cascada del Cinca) y con suerte nos los encontraremos lleno de lirios lo que le da un plus. A lo largo del llano discurre un arroyo y al inicio encontraremos la cascada de la Larri.

 

La larri

Para la vuelta, cansados de tanto sol, nos volvimos por el trazado de la GR11. Parte poco antes de comenzar las últimas zetas para acceder a los llanos y se interna en la Selva Pochas un bosque de hayas que nos acompañará todo el rato. El camino sera empinado, por senda de tierra y umbrío. No tiene nada que ver con el de la subida ya que no tendremos mas agua que la que llevemos, no veremos el paisaje, pero es infinitamente mas bonito y divertido. Terminará en la Ermita de Pineta.

Los llanos son muy bonitos y el camino por el bosque digno de hacer. La gente que nos cruzamos nos indicaba que se podría hacer la ascensión por la GR11 y descencer por el camino de las cascadas, probablemente sea una gran alternativa aunque requerirá un poco de mas esfuerzo.

 

 

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *