La Muñeca Sangrienta. Gaston Leroux 3


Dentro de mi último régimen de lecturas sigo dedicándome a . La novela en cuestión es "La muñeca sangrienta", obra de terror (mas bien intriga) publicada en .

Con un nexo común, Benito Masson, restaurador de libros de la Isla de San Luis, nos enfrentamos a distintas historias más bien truculentas. Por un lado la desaparición de las asistentes que se busca y que él achaca a su fealdad, por otro su amor y "acoso" a la bella vecina, el triángulo (por no decir pentágono) amoroso que mantiene la vecina con su primo, un bello mozo que mantiene escondido en el armario, con Benito y con el Conde que les cede parte de la casa y finalmente la aparente continua juventud del Conde y la enfermedad constante de su mujer. Todas estas historias se entrelazan, llegando en un momento a un ritmo trepidante y que engancha, para desembocar en un final que descoloca.

Llama muchísimo la atención lo provinciano que se pinta el barrio en el centro de París y la actitud de los personajes frente a la ciencia, algo perfectamente asimilable a la alquimia o a la brujería. Dejo una frase extraída del libro que me llamó la atención:

La mentira reside menos en las cosas que nos cuentan y que no comprendemos que en nuestros conocimientos. Las tinieblas nos envuelven tan implacablemente que aun a tientas tropezamos a cada paso…

 
Manteniendo muchos elementos arcaicos en la forma de escribir la novela mantiene la tensión prácticamente todo el rato y deja con ganas de abordar la segunda parte: "La máquina de Asesinar".
 
Se nota que es una novela antigua en el lenguaje, más sofisticado que el de las novelas del mismo género actuales. Las tramas son lineales, se entremezclan, pero de una forma fluida sin superponer historias. La tensión proviene más del relato que de la acción que se produce, desde este punto de vista es mucho más psicológico que real, no esperemos ver monstruos aunque si que los intuiremos, y muchos. Y por supuesto la forma de contar la narración contribuye mucho a esto, a veces serán fragmentos de diarios, cartas, narrarán los personajes, el narrador,… de forma que incluso nuestra opinión de los personajes cambiará a lo largo de la obra sin que ellos cambien sustancialmente.
 
Ha sido un grato reencuentro con el autor y no he dudado ni un instante en atacar la segunda parte.
 
 
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “La Muñeca Sangrienta. Gaston Leroux

  • Violeta

    ¡Hola!

    Llego aquí de casualidad y me gusta lo que encuentro. Recientemente leí La muñeca sangrienta y me estaba encantando, había tanta tensión, tantos frentes abiertos… Y, de repente, terminó. Así, sin más, sin resolver nada. Así que me he puesto a buscar alguna explicación, me he topado con esta entrada y ¡me has descubierto una senguda parte! No tenía ni idea, en cuanto pueda iré a cazarla (y espero que esta vez haya un "final" de verdad).

    ¡Gracias!