Haciendo hambre para un plato de los Montes.


Uno de los muchos alicientes de Málaga es que hay muchas cosas diferentes que  hacer. Desde hace unos meses estoy retomando la tradición de subir un día a comer en las ventas que hay en la carretera de los montes (después me he enterado que es la carretera de Colmenar) en el Parque Natural de los Montes de Málaga. Pero como todo buen cristiano frente a tan abundante y colesterolica comida me siento culpable, la solución es fácil, a falta de un cura cerca para perdonarnos habrá que andar un poco y hacer sitio a las migas, lomo, chorizo, … o lo que se tercie.

En concreto hay un camino forestal a la altura del Km 553 (según la señalización antigua) que sin ofrecer un paseo espectacular nos permitirá caminar un poco, con cualquier tipo de calzado y carrito. El camino se coge en un gran ensanche de la carretera, permite aparcar fácilmente, dar un paseo y al finalizar cruzar la carretera, entrar en una venta y disfrutar de magnificas vistas.

 

El camino discurre por una inmensa pista forestal que se adentra en un bosque de pinos. El camino no es especialmente bonito, sobretodo por los coches que circulan constantemente y lo ancho de la pista, pero el entorno es espectacular. Si cogiésemos una veredita y nos perdiésemos por el bosque nos encontraríamos en un mar de pinos que van a morir al mar, la ciudad la tapan otros montes :-). Llegado un momento podremos desviarnos del camino principal y acceder a una vía igual de ancha, pero cerrada al tráfico, destinada a bicicletas. Una vez nos hartamos de caminar, o nos entra el hambre, nos damos la vuelta y al ataque.

 
Si estamos dispuestos a hacer 10 km de curvas hay dos caminos que prometen: El cerrado y Torrijos

 

 
 
 
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *