Fotomontajes con GIMP


Aprovechando una foto que me hice el otro día y que quería actualizar mi foto de los perfiles en redes sociales me puse a investigar como hacer un fotomontaje con Gimp. Parece algo trivial, y que todos los demás saben hacer, pero no me había puesto en ello nunca, además cuando abro cualquier programa, mas o menos profesional, de dibujo me da un ataque de ansiedad ya que no me entero de nada. Así que con Tila, Paciencia y Google a mano me puse con ello.
 
Básicamente los fotomontajes, a mi nivel, se realizan superponiendo imágenes sobre un fondo y manipulándolas ligeramente para que casen entre si. El reto al superponer las imágenes es que a las que van sobre la imagen de fondo hay que quitarle todo lo que sobre.
 
Lo primero es abrir la imagen de fondo.

 

 

downlicestorm
Después abrimos la imagen a superponer.

 

 

 

Recortamos el trozo de imagen que queremos superponer
Gimp nos proporciona varias herramientas de selección.

 

 

Después de probar varias herramientas me decidí por las tijeras, que van creando puntos a cada clic de ratón y una línea entre ellos que se va ajustando al color de la imagen. Así entre cada dos puntos GIMP traza un camino buscando bordes en la imagen, eligiendo la trayectoria que deje a sus lados píxeles con mayores diferencias.

Otra alternativa es la herramienta de curvas en la que los sucesivos clics van creando los puntos de control (el último es blanco) que originan una ruta. Tanto los puntos de control (anclas), como la línea (ruta) podremos manipularlos para hacerlos coincidir con la imagen.
 
Así con las tijeras vamos recortando la imagen hasta cerrar la selección (el último punto debe coincidir con el primero), para realizar la selección basta pulsar en el centro de la imagen. Y copiamos la selección con Ctrl + C.

 

 

 

 
Después la pegamos en la imagen de fondo.
Me comentaron que para que se notase menos el montaje se pegase la foto sobre un fondo que tenga mucho contraste con la imagen, parece que funciona. A mi me resultó mas practico pegarlo como una capa nueva.

Para cambiar el tamaño los podemos hacer con Escalar del menú de Capas o de Herramientas de transformación.

Y para mover la capa usamos Mover del menú de Herramientas de transformación.

 

El proceso lo podemos hacer tantas veces como queramos y jugar con las opciones de las capa de Gimp para conseguir distintos efectos.

 

 

 

La información la he encontrado en estos enlaces:

 

 
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *