Forastero en Tierra extraña. Robert A. Heinlein 3


Tenía ganas de leer Forastero en Tierra extraña de Robert A. Heinlein desde hace mucho tiempo. La cogí con miedo ya que sólo conozco dos tipos de novelas de Heinlein, las excelentes o los plomos absolutos. Con gran alegría rápidamente me di cuenta de que era de las buenas. Lo siguiente que noté, con sorpresa, es que es una obra muy dependiente de su tiempo y obsolescente, nunca me había percatado de que la ciencia ficción fuese una obra coyuntural.
 
Lo que tenemos entre manos es una excelente novela de Ciencia Ficción, escrita en 1961 y premio Hugo en 1962, reconocida como una de las novelas de obligada lectura en el género. Parece que la primera edición fue reducida y que en 1991 se publicó el texto completo, yo he leído la publicación original.
 
La historia narra las aventuras de un niño huérfano criado por alienígenas marcianos, en marte, y localizado y traído de vuelta a la tierra con 16 años. El hombre de marte, debe recibir ayuda para defenderse del gobierno, aprender a desenvolverse en el mundo, hacerse un sitio y emprender la tarea de transmitir las enseñanzas de la cultura superior en la que se educó.
 
Heinlein usa la Ciencia Ficción como excusa para platear un escenario social, no tecnológico, separado  de la realidad y exponer la sociedad desde el punto de vista de un extraño, un Idiota Superdotado. Así se hace una crítica feroz y promueve nuevos modelos para:
 
  • La política y los políticos. La integridad, intereses y arbitrariedad que guían las decisiones políticas. Las actuaciones en las que "el fin justifica los medios". Es uno de los puntos en los que se identifican claramente una novela escrita en los tiempos de la guerra fría y con gobiernos que actuaban con unas formas que en este momento no parecen posibles. Digo formas, no fondo.
  • La familia. Es una constante en los escritos de Heinlein el promover nuevos modelos de familia. Planteando la monogamia como algo terrible y destinado al fracaso y avalando otros modelos mas flexibles. Es otra constante en el autor.
  • El sexo. Como algo mal entendido y que es necesario replantearse. Por lo visto este punto creó muchísima controversia en la publicación de la novela, y no es de extrañar. Desde mi punto de vista las tesis del autor resultan un poco excesivas y creo que le dedica demasiadas páginas, resultando pesado. No sé si será fruto de que una moral mas estrecha que la del autor o que en esta época lo que narra no resulta tan escandaloso. Es otra constante en el autor.
  • La religión. Como puro "todo vale" si nos inventamos la religión adecuada. Como mercadeo y tráfico de influencias. Como herramienta para modelar la sociedad
  • Dios. Como concepto.
 
Por lo demás nos encontramos con los elementos típicos del autor, un texto fluido, diálogos rápidos e inteligentes, personajes planos salvo excepciones, …
 
Espectacular novela que hay que leer con la cabeza despejada, un ojo en la época en la que se escribió y apertura de mente.
 
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “Forastero en Tierra extraña. Robert A. Heinlein