Eragon. Christopher Paolini.


Llevaba mucho tiempo resistiéndome a leer Eragon de Christopher Paolini. Por un lado ¿como iba a resistirme a una novela de dragones? por el otro lado mis expectativas eran un poco bajas. Al final una conjunción de circunstancias han hecho que lo lea y … ¿que decir?
La historia es conocida. Un chaval, a punto de ser mayor de edad según los cánones locales, encuentra una misteriosa piedra que resulta ser el huevo de un dragón. Así el dragón, o mejor dragona, lo elige como compañero y se convierte en uno de los legendarios Jinetes del Dragón. 
Al igual que Luke Skywalker y los Jedi se encuentra en que es un elegido con poderes especiales que se enfrenta a un mucho gobernado por el último de los Jinetes, un traidor y asesino de todos sus compañeros. La novela es parte de una n-logía y a este título le corresponde el destete del jinete, con un magnifico y gruñón mentor, enemigos terribles y un poco estúpidos, y todo un pueblo al que salvar.
El libro se lee fácil y rápido. Es bastante entretenido, pero te tienes que mantener en la parte del cerebro que no quiere, ni admite, complicaciones y que está dispuesto a aceptar que todo el mundo es bueno, todos ayudan al bueno, son mas terribles las tormentas de viento que los desiertos, si escoges una dirección al azar te llevará a tu destinos y en general que si hace falta que una moneda caiga de canto lo hará y que los malos tienen el caballo mas lento aunque vuelen y nosotros vayamos a  pie con una pierna escayolada.
Me sorprendió la linealidad y simpleza de la historia. Vence por goleada a las cronicas del mago negro en estos puntos.
En fin, estupenda novela para leer en un aeropuerto después de una semana de viaje y en esos momentos en los que la cabeza no te da ni para recordar tu nombre.
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *