El sueño del androide de John Scalzi


El sueño del androide Llegados a este punto es imposible negar que a mí lo que me gusta es la ciencia ficción y es mi primera elección cuando busco la siguiente novela para leer. Así cuando me quedé huérfano del último libro me encontré con esta portada. Así es, efectivamente, me leí El sueño del Androide de por que en la portada salía un robot. Y es que llevo mucho tiempo sin leer novelas de robots.

Las reseñas que leí comentaban que era divertida y sorprendente, algo a tener en cuenta, aunque moderando las expectativas, que mucha gente tiene el sentido del humor de gatillo fácil. Una muestra de esto es el juego que realiza la portada y el título con la novela "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?" de Philip k. Dick.

Pues bien, me encontré con una Space Opera moderna. Moderna porque aparece la ingeniería genética y hackers tolacaña, por lo demás nos encontramos con conjuras para derrocar naciones, héroes, damas en apuros, destructores espaciales, viajes, batallas, razas alienigenas… Todos los elementos para disfrutar de un buen rato de Cf sin muchas complicaciones.

Tampoco se puede contar mucho sin destrozar el argumento, que no es muy complejo. La historia parte de una reunión entre la raza humana y una alienígena, los nidu. La reunión está destinada a renovar los acuerdos comerciales que sustancia la alianza entre estas razas. Pero parece que los nidu son un poquito desagradables, prepotentes y despiadados con lo que nadie los aguanta. Así, el delegado del gobierno que lleva las negociaciones decide boicotearlas usando un aparato que emite olores, a los que los nidu son muy sensibles. Tanto que incluso tienen un lenguaje basado en ello que sólo entienden las capas superiores de su sociedad. Durante las negociaciones se suceden insultos y salidas de tono que culminan en un gran incidente diplomático. Así la raza humana se ve abocada a la guerra con otra superior a menos que consiga algo que los nidu desean. La responsabilidad recaerá sobre Harry Creek, el héroe, funcionario de bajo nivel especializado en dar malas noticias a las representaciones diplomáticas alienigenas.

Al final resulta una novela entretenida, fácil de leer, pero para amantes de la ciencia ficción sin muchas complicaciones.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *