El Salto del Cabrero en la Sierra de Grazalema


Hace unos días intentamos la ruta del Salto del Cabrero, en la Sierra de Grazalema, Cádiz. Es un camino precioso que parte desde el Puerto del Boyar, entre Grazalema y el Bosque, y llega hasta Benaocaz, pasando por un inmenso tajo que da nombre al sendero. Digo intentamos porque nos quedamos a medio camino, pero volví a confirmar que es un sendero que no hay que olvidar. 

Nos encontramos con un sendero largo, cerca de 8 km, lineal. Prácticamente todo el camino es descendiendo, el desnivel es de unos 139 metros. Y nos llevará entre 3 y 4 horas hacerlo. No es especialmente complejo, pero el camino es por senderos, escalonados y con bastante piedra por lo que no es apto para tacones y poco aconsejable con zapatos de deporte. La forma ideal de abordarlo es con dos coches, uno en Benaocaz y otro en el Puerto del Boyar, partiendo desde el puerto del Boyar.

Los datos de la ruta extraídas de la información que proporciona la junta de Andalucía son:

  • Ruta: Lineal
  • Salida: Puerto del Boyar
  • Llegada: Benaocaz
  • Distancia: 7.9 Km.
  • Tiempo estimado: 4 horas.
  • Dificultad: Media
  • Coordenadas de inicio: 36º 45’ 17,51” N — 5º 23’ 38,63” O


En Wikirutas he encontrado la valoración de MIDE que os dejo (yo hubiera subido un poquito en algunos puntos):
 

Medio: 1 – No exento de riesgos

Itinerario: 2 – Existe traza clara de camino y señalización

Desplazamiento: 3 – Marcha por sendas escalonadas o terrenos irregulares

Esfuerzo: 2 – De 1 a 3 horas de marcha

 

A pesar de ser un camino que he hecho pocas veces, es muy bonito. El hecho de partir desde el puerto del Boyar hace que tengamos una vistas espectaculares de la Sierra del Pinar, el camino entre encinas y quejigos es precioso, la pared de roca que se deja a la izquierda todo el camino es impresionante y el Salto del Cabrero es magnifico. Prácticamente disfrutaremos cada paso que demos.

El camino parte de un aparcamiento que hay en el puerto del Boyar, se atraviesa una cancela que nos da paso a una pista de aproximadamente un kilómetro. La pista acabará en una casa, nosotros la abandonaremos unos metros antes atravesando una cancela que aparecerá a la izquierda del camino.

A partir de este punto el camino discurrirá por una vereda muy clara acompañada de indicaciones un tanto confusas que requerirán un poco de imaginación para interpretarlas. El tener la vereda tan pisada y la vista del Salto del Cabrero al frente nos ayudará a no perdernos.

Hasta aquí llegué esta vez, la próxima, que la habrá, espero llegar hasta el final.

 

 

 
 
 
 
 

 

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *