Descenso del Sella 1


Una de las muchas cosas muy divertidas a hacer en Asturias es el descenso del Sella en canoa en plan dominguero. Este año nos hemos hecho con dos canoas y hemos repetido la experiencia, en una íbamos un adulto con dos niños y en otra un adulto con un niño.
 
Supongo que es una de esas actividades en que las personas del lugar piensan que estamos locos lo turistas, ya que es una auténtica romería. Por momentos el río se llena de cientos de canoas de colores con un montón de gente que no sabe manejarlas. Y así un mínimo de 8 kilómetros que es lo que hay desde Arriondas, el punto de partida, hasta el Puente de Toraño, que es la primera escala oficial. Y hablo de un día cualquiera de Agosto, el día de la competición debe ser digno de ver.
 
 
El descenso es claramente una actividad industrial en Arriondas. Diariamente llegamos cientos de turistas para realizarlo a las, yo diría, decenas de empresas de multiaventura que te proporcionan la canoa. 
 
Por lo que puede ver todo está más o menos estandarizado. Todos cobran lo mismo, salvo algún descuento que te puedas encortar. Y todos ofrecen el descenso desde Arriondas hasta Llovio con dos paradas intermedias, así tendremos una parada aproximadamente a los 8 Km, otra a los 11 Km y otra a los 15 Km. Encontré una excepción y es que una empresa estaba 4 Km antes de Arriondas y sumaba un trayecto mas (a menor coste el microtrayecto). Así que recomendaría ir a la empresa que mas nos guste, un año la hice con la escuela de piraguismo (muy buenas instalaciones) y otro con Asturaventura (con descuento, pero peor servicio).
 
 
 
El descenso es divertido. Algunos tramos del río son muy bonitos. Y el desarrollo de un deporte nuevo y en contacto con el agua es muy satisfactorio. Nos podemos encontrar con algún agobio, pero será momentáneo. Así podemos:
  • Tener frío, especialmente los niños. Iremos todo el tiempo en contacto con el agua y mas de uno se meterá en el río a las primeras de cambio.  Como la zona es umbría, y es probable que llovizne, es fácil empezar a tener frío. Lo resolvimos metiendo unas toallas, muda y forro polar en el bote estanco. Puede parecer exagerado, pero no molesta y puede evitarnos un mal rato.
  • No pensar que estamos realizando una actividad física seria (o a mi me lo pareció). Así nos sorprenderemos de lo cansado que estamos, incluso estaremos temblones. Lo mejor es tomarlo con calma y descansar lo que necesitemos. Da tiempo a hacer el recorrido sin estrés.
  • Pensar que no llega nunca el puente en que nos van a recoger. Parece mentira, pero 8 Km son un montón. Lo mejor, ir sin estrés, da tiempo. Lo peor que puede pasar es no llegar a Llovio, eso sí, no te creas el tiempo estimado que te dice la organización.
  • Algún susto con el agua. Pero… en realidad… es divertido.
Desde mi punto de vista es una actividad casi obligatoria si pasamos por el este de Asturias.
 

 

 

 

 

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Descenso del Sella