Caminando por los Cahorros en Granada


Este verano hemos pasado por Granada y buscando algún caminito que no me supusiese abandonar mucho a la familia me encontré con los Cahorros. Está muy cerca de Granada, en Monachil, y no es muy largo, así que me escapé una mañana a dar un paseíto y me encontré con una auténtica joya.

El sendero recorre parte del rio Monachil y nos encontraremos una ruta que se encajona rápidamente en una garganta, en la que vamos pasando de un lado a otro con puentes colgantes, nos encontraremos con una cueva y cuando se abra el camino llegaremos a una sierra típicamente mediterránea. Por el camino nos encontraremos a numerosos escaladores ascendiendo por pareces imposibles.

 

Hay varias variantes a la ruta, yo salí de un aparcamiento que hay a un kilómetro, mas o menos, de Monachil camino a El Purche. Desde aquí se toma una pista que desciende y siguiéndola a 800 metros encontraremos un merendero, donde se come magníficamente, y una vereda que nos llevará a nuestro objetivo. El merendero tiene un gran aparcamiento y si se llevan niños puede ser buena idea llegar en coche hasta él. Quita la parte mas fea del camino y así evitamos cansancios y aburrimientos innecesarios.

 

Tomando la vereda que sale a la derecha del merendero llegaremos rápidamente a un desvió del camino. Estará marcado por Cahorros Alto y Cahorros bajo, ambos caminos se unen al llegar al puente colgante largo, a mí me aconsejaron los Cahorros bajo y me gustó mucho el paseo, no sé cómo sería el otro camino. A ojo la diferencia es que Cahorros alto coge rápidamente altura y debe ser una vereda mas o menos llana que llega rápidamente al puente colgante. Cahorros bajo se mete en la garganta (cogemos antes la sombra) siguiendo las acequias y nos obliga a cruzar varios puentes más (mas divertido), para ganar la altura perdida habrá que subir varios tramos de escaleras, la precaución que hay que tener es que siempre hay que seguir el curso del río ya que en uno de los tramos de escalera sale un desvío a la derecha que no hemos de tomar.

 

 

 

 

Pasando el puente colgante largo, 63 metros y que da un poco de impresión, llegaremos a lo mas bonito del camino. Es una senda muy estrecha, sobre la tubería que lleva el agua potable desde un manantial hasta Monachil, posiblemente lleno de escaladores, y que entraña una cierta dificultad al tener que hacer pasos agachados o agarrados a grapas pegadas a la pared. Siguiendo el camino nos encontraremos con el túnel de las Palomas. Al rato el camino se abre dando lugar a un paisaje de sierra típicamente mediterránea y que contrasta enormemente con el camino recorrido hasta el momento. Se trata Las Azuelas o Cerro de las Uvas, por la abundancia de viñas que había antes. Seguimos andando y llegaremos a la Fuente de las Chorreras que es el punto que marca nuestra vuelta, he leído que un poco mas adelante nos encontraríamos con una estación eléctrica.

 

 

Como ya tenía prisa, e iba siguiendo una traza que me descargué en GPS que así lo indicaba, crucé el Monachil y tome una vereda de vuelta que toma altura y nos lleva de vuelta sobre una de las caras de la garganta. La vereda llega un momento que cruza un camino, que ignoraremos, y nos introduce en un arenal. El paisaje que nos encontraremos vuelve a contrastar con todo lo recorrido hasta el momento. Siguiendo el camino llegaremos al punto de partida, ya sea bajando hasta el merendero o manteniendo altura y llegando a la pista que nos llevará hasta el aparcamiento donde dejamos el coche.

 

 

 

 

Además de una ruta preciosa esta vez ensaye el recorrer el camino guiado por GPS con una traza que me baje de Wikiloc, ha sido una experiencia muy positiva, sobre todo porque me permitió realizar el camino muy rápido al eliminar las típicas dudas de que camino escoger, cuando volverse, … 
 
El camino precioso, no entraña mucha dificultad, aunque en momentos se pasa un poco de cague. Debe ser digno de recorrer en primavera, con mas agua y vegetación.

Podéis encontrar mas información aquí y aquí.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *