Almonte. ¿Crisis, ajuste presupuestario o Afan recaudatorio?


A mediados de Julio tuve la fortuna, como todos los años, de pasar unos días en Matalascañas (pedanía de Almonte). Cuando llegué me encontré con la grata sorpresa de que en el apartamiento de enfrente de la casita de mis suegros había sitio para aparcar, … pero al llevar a la entrada del aparcamiento me encontré con vallas y un cartel muy amable de “Pague usted 0,0XXX euros el minuto“.

Inmediatamente pensé que olelosguevos del Ayuntamiento de Almonte que después de 3 años había conseguido encontrar la forma de que le pagáramos por estar unos días en la playa sin escaqueo posible. Inmediatamente mas un microsegundo pensé que porlosmismosguevos les iba a pagar, así que aparqué en doble fila y listos. Como no me gusta dejar el coche así estuve pendiente para mover el coche en cuanto hubiera un aparcamiento libre y a la 1:20 AM observé con estupor como la grúa estaba retirando coches (de una zona que o indicaba y mas o menos señalizada).

En general soy pasivo y tengo la conciencia social de un cubo pero se me ocurrió que:

En primera instancia: LosguevosdelaReduccióndeladeudapública.
La verdad es que estoy un poco cansado de reducir la deuda pública a base de pagar mas IVA, pagar los movimientos que realizo en bancos andaluces, bajando mi sueldo o escapandome de los EREs de la empresa, … como para ademas financiar al ayuntamiento de Almonte por ir a la playa.

Además parece que se les ha dado patente de corso a determinados elementos de los ayuntamientos y nos encontramos completamente asediados por seres intentando ponermos multas. Yo comprendo que los Ayuntamientos se tengan que financiar, pero no entiendo que sea siempre a costa del mismo, y en el caso que cito practicamente a traición. En mi opinión estos casos dejan de ser éticos y son puramente afán recaudatorio.

En segunda instancia: ¿han pensado lo que están haciendo?.
Son numerosas las reflexiones que abogan por medidas de reducción de la deuda meditadas, y no a lo loco, porque pueden acarrear situaciones donde se pare el consumo, por lo visto fundamental para salir de la crisis, o que las empresas desplacen sus sedes sociales o departamentos a lugares mas beneficisos. Por ejemplo el traslado de departamentos de compras a naciones con cargas fiscales menores.

Mas concretamente y en el micromundo en el que estamos: Matalascañas – Almonte. El resultado visto en Julio y Agosto es que el aparcamiento que siempre estaba lleno está particamente vacío, al igual que otros 3 en el radio de 200 metros. Vamos a mirarlo desde distintas perspectivas:

Desde la perspectiva del bañista es fácil. Una y no mas Santo Tomas.

Desde la perspectiva del Ayuntamiento. Supongamos que:

  • Cada aparcamiento admite 100 coches, en realidad son mas.
  • Cada coche se dejará unos 7 euros en media en el aparcamiento, que es mas o menos el precio de día completo.
  • En media el aparcamiento se ocupa completamente cada 24 horas, aquí creo que me estoy quedando corto.
  • El aparcemiento permanecerá abierto Julio y Agosto. Redondeando son 60 días.

Todo junto son 100 x 7 x 60 = 41.000,00 euros. Así, a ojo el ayuntamiento de Almonte ha pasado de ingresar ‘0’ a ingresar unos ‘41.000,00’ euros. En realidad, y dadas las suposiciones que he hecho, probablemente ingrese entre la mitad de esta cifra y 4 veces mas por aparcamiento. Un negocio redondo.

Desde la perspectiva de los negocios de la zona. Vamos con mas suposiciones:

  • La persona que se encuentra el aparcamiento por sorpresa se quedará en el aparcamiento y si pensaba ir a un chiringuito lo seguirá haciendo, no vamos a fastidiar el día por 7 euros.
  • En una visita media a un Chiringuito nos vamos a dejar 14 euros.
  • Un tercio de las personas que aparcan en el aparcamiento pasan por el Chiringuito.
  • Los aparcamientos antes del impuesto revolucionario estaban siempre llenos, así que supongamos que se llenaban 3 veces cada 24 horas.

Todo junto son 1/3 x 100 x 3 x 14 x 60 = 82.000,00 euros que se dejan de gastar en los negocios de la zona. Así, a ojo, el Ayuntamiento está reduciendo el negocio y empobreciendo la zona ya que se ingresa menos y peor incluso creando una tendencia nefasta para años venideros.

En fín, creo que mi mosqueo estaba justificado. Y no solo el mío.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *